MORANTE SE RETIRA

13 de agosto de 2017 | Publicado por | Categorías: toros

quinta-de-abono-en-la-malagueta_22-26-19_439_960x720

El matador de toros José Antonio «Morante de la Puebla» ha anunciado al finalizar la corrida de esta tarde en El Puerto de Santa María (Cádiz) que se retira de los ruedos por «aburrimiento» ante un sistema «que va en contra del toreo de arte«, han desvelado a Efe fuentes del entorno del torero sevillano.

Una decisión que ha cogido por sorpresa a toda la familia taurina, que no se esperaba que uno de las figuras del toreo más importantes del momento, máximo representante del toreo de arte, decidiera marcharse así de repente, sin mayor motivo aparente que el «aburrimiento» del que hablan sus más allegados.

Según ha podido saber EFE, el torero de La Puebla del Río (Sevilla) no está de acuerdo, sobre todo, con el tamaño del toro que se lidia en la actualidad, un animal «tan grande» que, según las mismas fuentes, «va en contra del espectáculo».

EFE/ABC.ES


3 comentarios
Escribe tu comentario »

  1. Pues lo del toro grande es relativo pues si el toros es Bravo y noble no importa el tamaño, y en lo del arte tiene razón, ahora algunos toreros creen que con hacer algunas fantasías están lidiando, y eso no es Lidia, eso es por ganarse aplausos de un público que creo que son neófitos.

  2. Flaco favor se hace el Maestro Morante con esta decisión. Alegar “aburrimiento” es como decir que ya lo ha conseguido todo en su vida taurina, y personalmente creo que él en concreto tendría un montón de nuevos retos por conseguir.
    Siempre se ha definido a Morante como torero de arte, pero eso no quita que ese arte se pueda expresar con diferentes encastes que muestren diferentes hechuras. Creo, en mi modesta opinión, que el Maestro se coloca en la posición de ciertos toreros que “sólo” torean ciertos hierros y si no es así y no sale “su toro” pues ellos no pueden mostrar ese arte que según ellos atesoran. Falta de respeto esa postura, hacia sus compañeros de profesión que tarde tras tarde se juegan las femorales, obtienen triunfos clamorosos y desparraman arte por los múltiples cosos de el mundo taurino. Maestro, siempre desde el mayor de los respetos y admiración, su toro es el que sale por la puerta de chiqueros, ese es el animal con el que deberá realizar su arte, pues la Tauromaquia no es un arte de “2+2=4″. El toreo juega con un porcentaje elevadísimo de suerte, la suerte del encargado de sacar por la mañana la bolita de papel de liar dónde figuran los números de los toros a lidiar por la tarde por Usted.
    Habla usted de “aburrimiento” cuando nunca se le ha visto ante Victorinos en Madrid, o Miuras en Sevilla o Pamplona. Claro que en esas circunstancias esos no son “sus” toros. Son grandes, mastodónticos y arrancan la cabeza del que se quiera poner delante de un bocado. Pero hay compañeros suyos que lo hacen, y se dejan la piel y triunfan y en ocasiones…”hacen arte”. Pongo estas dos palabras entre comillas pues al igual que el amor, el arte no se hace. El arte surge de un momento de inspiración sin tener en cuenta ni el cuándo ni el cómo ni el donde ni con qué. Hay verdaderas obras de arte surgidas de la mano y del talento de artistas que se han pintado con materiales de deshecho, piezas de música escritas para instrumentos que no agradan ni son los mas conocidos, esculturas sacadas de lo mas profundo de materiales increíbles. Pero son arte, pues son capaces de emocionarnos viéndolas, sintiéndolas, escuchándolas. Si el arte sólo puede urgir con unos materiales determinados, en unos momentos determinados y en unas circunstancias determinadas que lo acoten, pierde su gran virtud: la emoción.
    En el torero todo esto se acrecienta pues el material a utilizar para crear ese arte no es lienzo, ni pintura, ni arcilla, ni una partitura. No. El material es algo tan extraordinario como son un hombre y un toro. Si uno de los dos falla…no hay obra de arte. De ahí que el hombre, como ser racional, y en este caso creador, deba poner siempre ese algo más en esa creación y no cerrarse a “ese no es mi material”, ese no es mi toro. Si el artista es grande creara con cualquier cosa, le valdrá cualquier toro. En una ocasión escribí en este foro que un pintor podia ser el mejor pintando líneas rectas, nadie pinta líneas rectas como él, único, magnifico, extraordinario…pero siempre pintando líneas rectas. Pero la gente se cansa muy pronto de ver siempre líneas rectas, al final…se acaba el arte y solo se mantiene gracias a una pléyade de voceadores y palmeros que mantienen esas líneas rectas en un candelero efímero. Si embargo el pintor que se abre a otros campos, a otras técnicas y que es capaz de adaptarse…ese contínua y progresa y …no se aburre.
    Me confieso Morantista y Tomasista, pero debo confesar que estos toreros de monoencaste, monotoro y de caprichos divinizados (lo del ruedo de Madrid es solo un ejemplo) si que me llegan a aburrir como aficionado. Me cansé de ver tanta “línea recta”.
    Dicho todo desde mi modesta opinión y desde el mayor de los respetos y admiración.
    Un saludo afición

  3. Buenas tardes:
    Es lo mejor que ha hecho este Sr. por llamarle algo. Lo he visto varias veces en el Puerto de Santa María y ha sido indignante las veces que lo he visto. Con las ganas que iba a verlo, pero al final nada de nada. Así varios años en esta plaza y el domingo fue ya demasiado lo que hizo, ni era capaz de llamar al toro, vamos de vergüenza ajena. Es lo MEJOR QUE HA PODIDO HACER. ¿Qué los toros eran grandes? que se lo pregunten al SR- JULI vaya como lo hizo en los tres toros que le tocaron, a este SR. le doy la enhorabuena y lo mejor que hizo el Sr. Morante era lo que ha hecho.

    Un saludo a todos DE TOROS PARA TODOS

Escribir comentario