CUANDO SE MEZCLA LA PASIÓN, EL TENTADERO Y EL TOREO DE SALÓN… EL MUNDO MÁGICO DEL CAMPO BRAVO…(fotos Carmelo)

14 de enero de 2009 | Publicado por | Categorías: CARTELES

finito-tentadero-trincherilla-cumbre-negro

Seguimos en el campo, en tentaderos. En muchos casos los toreros dan una dimensión extraordinaria y se rencuentran consigo mismo ante las vacas. La tranquilidad, ausente la responsabilidad, el buen ambiente y el entorno les permite relajarse y ofrecer lo mejor de ellos mismos. A veces incluso sorprenden a quienes les están viendo por su capacidad técnica o por su creatividad. En las plazas de tientas se viven grandes faenas y momentos inolvidables, es generalmente el encuentro entre amigos y profesionales en un lugar agradable, donde la bravura está en juego. En el campo se observa y se intuye el momento real por el que pasa el torero, y el ganadero. Se atisba si la temporada será grandiosa o no. Se percibe el grado de ilusión y entrega de los toreros, el momento por el que pasa la ganadería. Nuestro amigo Carmelo nos ha enviado unas fotos realizadas en una de las ganaderías más importantes de esta época, Fuente Ymbro; allí se reunieron una serie de buenos profesionales y amigos que disfrutaron dentro y fuera de la plaza. Me cuenta Carmelo que Finito, que era el torero invitado, no se cansaba de torear, ante las vacas y después de salón. Así que el tentadero duró bastantes horas. Está claro que para ser figura del toreo las dosis de afición tienen que alcanzar la verdadera pasión y así Finito, inspirado, acabó hasta con los cantaores que se acercarón a la lumbre de la chimenea. Estas son las fotos de Carmelo, que como podéis observar ha dejado las banderillas para triunfar con la cámara. El que es artista, lo es en todo lo que hace…

finito-tentadero-capote

Fijaos en esta bonita foto como Finito hace algo que se denomina codillear, encoger los brazos, lo hace para templar más la embestida de la vaca, pasársela más cerca y sentirse más. Lejos de ser un recurso, el codilleo es, en muchas ocasiones, una actitud que busca aflorar la mayor dosis de sentimiento posible, de hecho lo hacen mucho los toreros más creativos. Fijaos en la postura del cuerpo del torero, los riñones metidos, el pecho hacia fuera, las plantas de los pies asentadas y la vaca rozándole la cintura, es un auténtico baile de compás y bravura.

finito-tentadero-muleta-sin-vaca

Torería, pocas formas de expresión alcanzan la belleza del toreo a dos manos, tan en desuso actualmente. Es cuando el torero armoniza el movimiento de todo su cuerpo con el desplazamiento del animal bravo. En el toreo a dos manos parece volcarse el resto, entregarse por entero a las sensaciones de la creación. En la foto de Carmelo podemos observar la torería que desprende el gesto y la intención de Finito. Se atisba, se siente, se vislumbra ese toreo a dos manos de ritmo acompasado.

finito-tentadero-media

El tentadero alcanza su verdadera dimensión de fiesta de la bravura y la creación cuando una vaca embiste por derecho, con fijeza y acometividad y delante hay un torero que canaliza con limpieza y sentimiento su caudal bravo. Entonces las sonrizas afloran por doquier y todo es alegría y gozo. La Fiesta alcanza aquí también su cenit porque el toreo se expresa, muestra sus sentimientos y el animal bravo salvará su vida. El cúmulo de sensaciones positivas, la amalgama de sentimientos vitales, de percepciones se multiplican y entonces.... surge la media de manos bajas y cuerpo relajado, que va a unir las dos manos en un punto y final donde la esclavina duerme en la cadera.

finito-tentadero-trincherillaperfil

La sensación es de implicación con el animal que acomete sin miedo. Pasa tan cerca, se ajusta tanto que los pitones rozan el cuerpo del torero. Pero eso no puede impedir culminar la trincherilla que antes había aparecido en la mente.

finito-de-salon-fuente-ymbro-trincherilla

Primero el toreo se ejerce de salón, en la imaginación del propio diestro, en su dialogo con las sensaciones y la muleta. Aunque en este caso el toreo de salón fue, como su propio nombre indica, en el salón del cortijo de Fuente Ymbro y como colofón a un día de tentadero. Finito cuajó varias faenas enormes al calor de la lumbre, arrancó el cante y sonaron las guitarras, mientras Diego Robles le hacía el toro soñado. Nadie se cansaba de ver torear y el torero no se cansaba de dibujar naturales y redondos. No había punto y final. La creación se apodera a veces del alma del artista y en la escritura, el cante, el toreo, la pintura, o cualquiera que sea su expresión surge como un manantial inagotable.

finito-de-salon-fuente-ymbro

Y entonces, cuando ya sólo importa la creación y la expresión, los olés brotan incluso en el toreo de salón. Ya no importa si hay o no hay toro, importa el cúmulo de sensaciones y la torería que se percibe en cada movimiento de muñeca, en cada gesto. El toreo se muestra como arte de compás y belleza por sí mismo, como manifestación natural del ser humano, al margen del enfrentamiento con el animal bravo. El broche de oro a una tarde de tentadero y bravura.


6 comentarios
Escribe tu comentario »

  1. Al mirara cada una de las escenas en las escenas pasivas, siento una pasión una entrega sin fin, clara definida disfrutando cada una de las faenas e imaginando los momento la algarabía, el silencio, la música entrando en lo mas intimo del torero, comprendiendo mejor, aceptando mas y mas que el toreo va mas allá de aquellas faenas en la plaza llena de gente que muchas veces no entiende por que esta allí
    Perdiéndose de esos momentos sublimes del arte que encierra la tauromaquia
    Gracias por aquellos momentos robados de un espectador mudo
    Ana Lucía

  2. Es ha sido y será el mejor torero que ha dado España sin duda alguna, esa forma que tiene este hombre de interpretar el toreo es muy dificil poderlo copiar, y no es porque sea paisano mio, que yo vivo a tres km de la casa de sus padres en Aldea Quintana, es que cuando se encuentra comodo delante de un toro, lo cuaja como le sale de las narices a el y ahí que morir, con todos mis respetos a los demas toreros, un saludo juan plata.

  3. Totalmente de acuerdo con Juan Plata. El Fino es el mejor entre los mejores. Su toreo enamora y embriaga como pocos.Yo pagaría hasta por verlo torear de salón. Un saludo.

  4. lo que hubiera dao por esta en ese salon arte ,duende y misticismo todo mesclado con gotas de amistad y calor humano pa morir

  5. yo tube la suerte de estar alli ese memorable dia de la mano de
    Jose Luis Benlloch, viendo a mi siempre admirado Fino.ASI ES EL TOREO, VIVIR EN TORERO…..

  6. Entre que finito es el mayor artista que ha dado la tauromaquia y que tu pluma hace que parezca que lo estamos viendo en la plaza uno sólo puede emocionarse.

    Enrique, me encanta como amas tu profesion, como la vives y como nos la haces sentir a los que amamos el toreo. Felicidades maestro.

Escribir comentario